Pàgines

dimecres, d’abril 27, 2011

La importancia del anonimato frente a la identidad

"Hace tiempo que Espais en Blanc (...) viene trabajando en la creación de espacios, situaciones y acciones en las que "no ser nadie" no sea sinónimo de no valer nada sino todo lo contrario: sea la posibilidad de creación y de expresión de nuevas formas de pensamiento y de intervención colectivas. (...) Una parte importante del activismo más reciente ha sabido desarrollar una crítica de la representación, de las identidades y de los códigos de visibilidad que estructuran el espacio público o de cualquier ciudad contemporánea.

(...)

El anonimato como apuesta colectiva, como fuerza, como posibilidad conquistada de la experiencia de algo común que se abre frente al recrudecimiento de las identidades que fragmentan el mapa del mundo global y frente al estricto proceso de identificación y de privatización que sufrimos hoy como individuos.

(...)

El anonimato nos remite al imaginario del individuo moderno: a su conquista de la privacidad como derecho individual y, a la vez, a la pérdida de su singularidad en la indiferencia de la sociedad-masa. (...). Sigue siendo necesario hoy defender la libertad asociada al anonimato personal, cada vez más puesta en peligro por la sociedad de control. Al mismo tiempo, persiste un cierto miedo a ser víctima de la indiferencia y la invisibilidad, a caerse fuera, a dejar de estar conectado a la red precaria de los hilos que articulan nuestra sociedad.

(...)

Ante la crisis de la representación política y de sus espacios de interlocución ciudadana, ante la personalización, privatización e identificación cada vez más fuerte de todos los momentos de la vida social, hay un deseo de anonimato, un deseo de que sea "la gente" quien hable, quien piense, quien actúe.

(...)

Lo mismo ocurre en ámbitos muy diversos de la cultura y de la creación, donde paralelamente al "star system", fuertemente personalizado, prolifera una creatividad que se quiere anónima, que se da nombres-máscara que circulan entre la gente, que no se separan de ella, que incluso desaparecen y se confunden con ella.

(...)

Son muchas las expresiones de este anonimato, entendido como fuerza de lo colectivo: desde el gesto zapatista de cubrirse el rostro para hacerse visible más allá de lo que la identidad indígena y las individualidades concretas hubieran permitido, hasta la ubicuidad social de lo que algunos autores llaman los nuevos "nómadas urbanos", refiriéndose a los grupos de jóvenes que ya no viven encerrados en sus guetos sino que se mueven juntos por todo el espacio de la ciudad, alterando los límites entre centro y periferia y sustrayéndose a las identidades, clasificaciones y asignaciones que les corresponderían.

(...)

¿De qué manera puede ser el anonimato la expresión de la heterogeneidad más radical, de un desafío a los actuales dispositivos de poder?

La fuerza del anonimato, cuando no es la fuerza impuesta de una condena individual a la indiferencia sino que es la fuerza de una expresión colectiva, rompe los códigos que articulan nuestra sociedad e invalida los espacios previstos para la representación. "

Extracto del prólogo "La fuerza del anonimato". Espai en Blanc. Materiales para la subversión de la vida.

Cap comentari: