Pàgines

dimecres, de juliol 04, 2007

Identidad y multiplicidad

TURKLE, Sherry (1997), La vida en la pantalla. La construcción de la identidad en la era de Internet, Ediciones Paidós Ibérica, Barcelona

página 324 - 325

"(...)
Sin un principio de coherencia, el yo crea derivados en todas las direcciones. La multiplicidad no es viable si significa intercambiarse personalidades qeu no pueden comunicar. La multiplicidad no es aceptable si significa estar confundido hasta la inmovilidad. ¿Cómo podemos ser múltiples y coherentes a la vez? En The Protean Self, Robert Jay Lifton trata de resolver esta contradicción aparente. Empieza asumiendo que una visión unitaria del yo correspondía a una cultura tradicional con símbolos, instituciones y relaciones estables. Encuentra que la vieja noción unitaria ya no es viable porque la cultura tradicional se ha disuelto e identifica un conjunto de respuestas. Una es la insistenci dogmática en la unidad. Otra es el retorno a los sistemas de crrencia, como el fundamentalismo religioso, que refuerza la conformidad. Una tercera es abrazaar la idea de un yo fragmentado. Lifton dice que ésta es una opción peligrosa que puede conducir a una "falta de fluidez en el contenido y en la forma interna sostenible". Pero Lifton ve otra posibilidad, un saludable yo proteico. Es capaz, como Proteo, de transformaciones fluidas, pero está basado en la coherencia y en una perspectiva moral. Es múltiple pero integrado. Puedes tener un sentido del yo sin ser un yo único.

El lenguaje de Lifton es teórico. Las experiencias en los MUD, en el WELL, en los paneles de anuncios locales, en los servicios comerciales en red, y en WWW llevan su teoría a la realidad. En la red, el idioma para construir un identidad de "hogar" es configurar una home page de objetos virtuales correspondientes a nuestros intereses. (...). Como los agentes en la IA emergente, la identidad de cada uno emerge de lo que uno sabe, de sus asociaciones y conexiones.

(...)

p. 326 - 327

A través de los yos fragmentados que presentan los pacientes y de las teorías que plantean el sujeto descentrado, la psicologia contemporánea se enfrenta a lo que se ha quedado fuera de las teorías del yo unitario. En la actualidad la piscología se debe preguntar: ¿qué es el yo cuando funciona como sociedad? ¿Qué es el yo cuando divide sus funciones entre sus "alteridades" constituyentes?

(...)

Reflexió: I la identitat corporativa no s'hauria de fer les mateixes preguntes, sobretot les empreses que cooperen en xarxa?

Cap comentari: